La Información

La avalancha de datos emergentes que estamos sufriendo se ilustra con la afirmación de que “entre los albores de la civilización y el año 2003, sólo creamos 5 exabytes de información. Ahora estamos creando esa cantidad cada dos días.” (Smolan, R., & Erwitt, J., 2012) [1]

Esta afirmación tan demoledora, deja patente el papel tan importante de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la era actual como potenciadores del desarrollo de la información. Y lo más importante de todo esto, es que mientras que en el pasado el acceso a la información estaba vetado a unos privilegiados y su reproducción y distribución estaban sujetas a la velocidad de los medios de transporte (Adell, J., 1997) [2] en estos momentos, y sólo sujeto al hándicap de la dependencia tecnológica y del control por parte de algunos gobiernos, la información se encuentra un clic de distancia.

Leer más

El papel de las TIC en el proceso de enseñanza y aprendizaje

En 1969 un proyecto militar de los Estados Unidos llamado ARPANET consigue comunicar varias computadoras repartidas por el territorio americano. En ese momento empezó a acuñarse el término por el que hoy es conocido a la red de redes, Internet.

Solo 44 años después, esta tecnología ha avanzado y se ha simplificado lo suficiente para que más de la mitad de los habitantes de los países desarrollados accedan e interactuen con Internet incluso desde dispositivos personales inalámbricos que caben en la palma de una mano.

Hoy, Internet alberga miles de millones de páginas con contenidos de todo tipo y permite realizar operaciones tan variadas como comprar una entrada de cine, descargar música, ver televisión digital o consultar una cuenta bancaria. Usted mismo probablemente, esté leyendo este pequeño documento a través de Internet. La información y la comunicación fluyen por esta red de una manera estrepitosa rompiendo las barreras de espacio y tiempo. Casi podríamos decir, pensando en lo que ha significado para la historia de la Humanidad adelantos como la escritura, la imprenta, el teléfono, la radio o la TV, que no se concibe en una sociedad como la actual, sin esta gigantesca y omnipresente tecnología de la información y la comunicación (TIC).

Leer más